CALLE DE SAN FRANCISCO
 
 
Versiones de 'Calle de San Francisco'
 
 





















*

[ I ]

Calle de San Francisco
qué larga y serena,
tiene cuatro farolas
y bien merecía y bien merecía
los cañones,
los cañones de la artillería,
y enfrente un castillo
donde hombres,
donde hombres, mujeres y niños
debían de estar.
¡Calla lengua, calla lengua
y no hables más!

Muchas con el achaque
de tomar el fresco
se asoman a la ventana
y con gran contento.
Su madre las llama:
- Mariquilla, Mariquilla
cierra la ventana.
- Ya voy mamá,
que estoy viendo, que estoy viendo
la gente pasar.
Y era porque estaba
con el novio, con el novio
pelando la pava.

Estando yo en mi puerta
y con otras dos
pasó un marinerito
y me preguntó
dónde está la plaza.
Yo le dije, yo le dije
con mucha cachaza:
- Vuelva usté la esquina,
calle de Gomeles,
Casa de las Aguas,
derechito, derechito
sale usté a la plaza
donde venden pan
y también molletes.
Cuidaíto, cuidaíto
con aquella gente
que roban pañuelos
y la bolsa y la bolsa
que lleva el dinero.

Calle arribita, arribita
hay una luz en la peña
donde se ven venir
los novios y novias
de pelar la pava.
Esa luz, esa luz
que les daba en la cara
ay qué luz más bella
¡viva, viva, viva, viva
la luz de la peña!

Ë



Fuentes:

Coro Gitano de Jerez
[Jerez de la Frontera (Cádiz)]


[ II ]














Muchas con el achaque
de tomar el fresco
se van a la ventana
con mucho silencio.
Su madre las llama:
- Mariquilla,
cierra la ventana.
- La voy a cerrar,
que estoy viendo
la gente pasar.
Y era porque estaba
con su novio
pelando la pava.

Ë


































 

Cancionero
[versión de Jaén capital]
Cancionero popular de Jaén /
[recopilado por]
María de los Dolores Torres Rodríguez de Gálvez
Jaén : Instituto de Estudios Giennenses, 1972.

La composición figura en el capítulo:
'Canciones Variadas'.


Índice del 'Cancionero navideño' Índice del 'Cancionero navideño'